Saltar al contenido

Como Hacer Exfoliantes Caseros Para El Rostro

1 febrero, 2019

Cuando de cuidar el rostro se trata,  la exfoliación es uno de los mejores tratamientos que podemos incluir en nuestra rutina de belleza,  ya que de esta forma lograremos eliminar las células muertas de la piel.

Lo recomendable de exfoliar el rostro, es hacerlo de manera muy seguida, unas cuantas veces por semana, esto logrará una piel perfecta en unas pocas semanas.  

Hoy en día encontramos diversos productos químicos para exfoliar la piel del rostro, pero debes tener mucho cuidado a la hora de aplicar este tipo de productos ya que algunos químicos pueden causarte irritación en la piel, por fortuna en la naturaleza existen diferentes ingredientes que son perfectos como mascarillas exfoliantes así que a continuación te mostraremos  algunas mascarillas naturales fáciles de hacer y que te dejarán la piel libres de impurezas, de grasa y suave.

Exfoliante de azúcar morena y limón

El azúcar morena elimina la piel muerta y toda suciedad que tiene la piel acumulada y el limón tiene propiedades astringentes y antibacterianas perfectas para eliminar la grasa de la piel y cerrar los poros, así que la combinación de estos dos ingredientes son los perfectos para exfoliar la piel.

Debes tener en cuenta que el limón con el sol puede manchar tu piel por este motivo lo más recomendable es hacer este tratamiento en horas de la noche. Para esta mascarilla necesitas el jugo de medio zumo de limón y dos cucharadas de azúcar.

2

En un recipiente pequeño mezcla estos dos ingredientes y luego lo aplicas con suaves masajes circulares por todo el rostro, deja actuar durante quince minutos y luego retiras con abundante agua fría, no es necesario que laves tu rostro con jabón.

Exfoliante de miel y avena

La miel de abejas es antiséptica, anti-inflamatoria, limpiadora, humectante y es uno de los ingredientes que más se usa en las mascarillas  debido a sus grandes beneficios. La avena tiene un alto contenido de vitaminas y minerales que favorecen la piel ya que mantiene el pH natural y limpio las impurezas de la piel.

2

Para esta mascarilla necesitas mezclar dos cucharadas de avena con una cucharada de miel, luego aplicas esta pasta por todo el rostro previamente húmedo, deja actuar por quince  minutos y luego retiras con abundante agua tibia, si quieres puedes darte unos pequeños golpecitos por la piel.

Exfoliante de yogur y fresas

Las fresas tienen propiedades recomendables para la piel, es anti-inflamatoria y limpiadora así que elimina las células muertas de la piel, también la hidrata dándole un brillo especial. El yogur es un hidratante natural además que actúa a profundidad, también contiene diferentes vitaminas y minerales que son necesarios para la piel.

2

Para este exfoliante debes triturar tres fresas y mezclarlas con tres cucharadas de yogur, aplica con suave masajes en el rostro, deja actuar durante quince minutos y retira con abundante agua fría.

Exfoliante de plátano

El plátano tiene propiedades humectantes, hidratantes, además nutre la piel y la suaviza, por este motivo es una de las mejores mascarillas que puedes hacer ya que además de exfoliar tu piel la ayuda a darle suavidad y brillo.

2

Para preparar esta mascarilla debes triturar un plátano maduro y agregarle cuatro cucharadas de azúcar, debes mezclar bien hasta lograr una crema un poco aguada, luego la aplicas por todo el rostro haciendo unos suaves masajes circulares, deja actuar durante quince minutos y luego retira con abundante agua, no necesitas lavar tu piel con jabón.

Exfoliante de café

El café tiene propiedades anti-inflamatorias y ayuda a la producción de colágeno en la piel, también es un excelente exfoliante ya que elimina las células muertas y la suciedad que acumula la piel a diario.

Para este tratamiento es importante que tengas una crema para el rostro y luego le agregas el poso del café, revuelve bien hasta que estos dos ingredientes se mezclen, esta crema la debes aplicar por todo el rostro. Antes de aplicar debes tener tu piel húmeda, luego deja actuar durante quince minutos y retira con abundante agua.

2

Es importante que no mezcles un frasco de crema entera, recomiendo que mezcles dos o tres cucharadas de crema con una cucharada de poso de café.

Exfoliante de papaya

La papaya aunque no lo creas también es una de las mejores frutas que podemos encontrar para exfoliar la piel ya que contiene papaína una enzima que elimina las células muertas de la piel, también tiene Alfa Hidróxidos que son ácidos ideales para regenerar los tejidos dañados.

2

Para este tratamiento debes triturar tres cucharada de papaya, si quieres puedes agregar una cucharada de azúcar o de miel, luego aplicas esta mascarillas por todo el rostro, deja actuar durante quince minutos y retiras con abundante agua fría.  No es necesario que uses jabón.

Exfoliante de avena

La avena no solo es un buen exfoliante para el rostro, también ayuda a hidratar la piel y que mejor cuando se lo combina con leche. Prepara el exfoliante casero mezclando dos cucharadas de avena con dos cucharadas de leche.

Batir bien hasta formas una preparación homogénea, que queda una especie de crema, aplica en todo el rostro y cuello. Lava con agua tibia.

Exfoliante de miel

Este exfoliante no solo ayudara a eliminar las impurezas de la piel, también ayuda a dar suavidad a la piel. En la preparación se tiene que mezclar cinco cucharadas de miel de abeja y tres cucharadas de linaza molida, batir hasta formas una cremita. Para un mejor efecto, coloca la preparación en la nevera por una hora. Aplica con suaves masajes en todo el rostro y deja actuar por 5 minutos. Lava con agua tibia.

Exfoliante de aceite de coco

Es un exfoliante bastante recomendado para la piel seca, ya que además de limpiar la piel, ayudara a hidratar la piel gracias a las propiedades del aceite de coco. Para preparar el exfoliante solo necesitas de dos cucharadas de aceite de coco y un poco de azúcar rubia.

Mezcla los ingredientes y aplicar con masajes circulares en todo el rostro. Deja actuar por lo menos durante 10 minutos y enjuaga con abundante agua tibia.

Crema hidratante casera

Nuestra cara es quizás la parte que más cuidados necesita puesto que está más expuesta a los factores del ambiente, como por ejemplo el viento, la contaminación y el sol pueden provocar resequedad y daños.

Por esta razón es necesario conservar la piel hidratada y para este propósito tienes que emplear algunas cremas, lo recomendable es que sean naturales, es decir, elaboradas en tu casa y con ingredientes muy económicos y fáciles de conseguir.

crema hidratante para la piel1

Hoy te explicaremos como usar una crema hidratante casera.

La crema hidratante hecha en casa es muy fácil de elaborar, con ingredientes apropiados para conservar la piel fresca, radiante y además con una apariencia muy juvenil.

Ingredientes que necesitas:

Media taza de aceite de palta

Media taza de aceite de almendras

Media taza de cera de abejas

Tres capsulas de vitamina E

Aceite esencial de rosas

Modo de preparación:

En un depósito no muy grande tienes que mezclar el aceite de palta con el aceite de almendras y agrega la cera de abejas, luego lo pones a calentar a fuego lento y revuelves bien con la ayuda de una cuchara de madera hasta que todos quede bien combinado. Luego restirar del fuego y sigues batiendo hasta que se enfríe.

Cuando la mezcla esté complemente fría procedes a agregar las cápsulas de vitamina E, algunas gotas de aceite esencial de rosas y revuelves todo muy bien. Para conservar esta crema hidratante casera la tienes que guardar en una botella plástica y agitarlo durante 5 o 10 segundos para que todo quede bien mezclado.

Los tienes que guardar o colocar en un lugar fresco y oscuro, además no se tiene que conservar más de un mes. Después de la primera aplicación es muy importante que la mantengas en tu refrigeradora.

¿Cómo aplicarla sobre el rostro?

El momento para apropiado para hacer la aplicación de esta crema casera hidratante en la cara es cuando acabas de salir de la ducha porque tu piel posee suficiente humedad como para recibir mucho mejor la crema hidratante.

En el momento de la aplicación tienes que realizar un suave masaje circular y hacia arriba; esta crema casera tienes que aplicarla en la cara y también en el cuello, no es necesario que la restires para aplicar el maquillaje puedes dejarla actuar todo el día, pero si sientes tu piel pesada o con bastante brillo por los aceites, te aconsejo que la dejes actuar solamente unos diez minutos y luego lo retiras con un paño y aplicas tu maquillaje normalmente.

Con la aplicación de esta crema casera elaborada en casa conseguirás reducir notablemente la resequedad de tu tez y lucir una cara rejuvenecida y bien hidratada.

Además, no tienes que olvidar que no solamente las cremas conservan la piel hidratada, lo más importante es hidratarte desde el interior de tu organismo, esto lo consigues comiendo una cantidad adecuada de líquidos, preferiblemente agua pura.

Lo que normalmente recomiendan los especialistas son dos litros de agua durante el día; además tienes que comer una o dos frutas de esta forma y con ayuda de la crema natural tu piel se verá siempre reluciente y fresca.

Cómo cuidar el rostro con productos naturales

Cuidar la piel es la mejor manera de prevenir el envejecimiento prematuro y mantenerla hermosa con el paso de los años.

Si tu meta es lucir una piel hidratada y mucho más suave, principalmente durante los días de verano o invierno, existe una mascarilla muy eficaz. En un recipiente mezcla los siguientes ingredientes:

Una cucharada de miel.

Una cucharada de germen de trigo.

Una cucharada de harina de semillas de girasol.

En caso que no encuentres harina de semillas de girasol, te aconsejo que la sustituyas por semillas de girasol molidas. Una vez que todos los ingredientes estén bien combinados, dejas reposar la mezcla por unos cinco minutos, luego procedes a aplicarla sobre la piel de tu rostro y lo dejas actuar veinte minutos. Después lavas tu rostro con agua tibia.

Las propiedades tanto de la miel cómo se las semillas de girasol ayudarán a hidratar la piel de una manera bastante efectiva.

cuidar la piel

El yogurt natural es un excelente remedio casero para hidratar y cuidar la piel, y al mismo tiempo ayuda a unificar el color de tu piel, por lo que es ideal para aquellas chicas que presentan áreas enrojecidas.

Puedes aplicarlo solo y dejarlo actuar media hora. Si deseas conseguir une efecto exfoliante y más profundo, te recomiendo que mezcles el yogurt natural con una cucharada de avena.

Si tienes la piel grasa tienes que aplicar una mascarilla muy eficaz que te ayude a controlar éste problema y lucir una tez muy hermosa. Combina bien los siguientes ingredientes en un recipiente:

Dos cucharadas de miel.

Una cucharada de jugo de limón.

Una cucharada de yogurt natural sin azúcar

Todos los ingredientes tienen que estar bien mezclados, logrando formar una pasta homogénea. Aplica esta pasta casera sobre la piel realizando movimientos circulares ascendentes y déjalo actuar media hora. Finalmente retiras la mascarilla con agua fría y notarás tu tez renovada.

Preguntas frecuentes 

1. ¿Qué evitar para tener un rostro limpio?

Un error frecuente es el uso de productos inadecuados, los cuales cuentan con fuertes químicos que terminan maltratando la piel.

Para la limpieza del rostro hay productos especiales que tienen la capacidad de remover completamente todo residuo que está en la piel, pero sin eliminar los aceites naturales de la piel y cuidan las células sanas.

Cuando hablamos de agua inadecuada, nos referimos  al uso de agua con a temperatura inadecuada.

El agua caliente puede ser la más usada, pero puede perjudicar la salud de la piel y la producción natural de grasas. Mientras que el agua muy fría tampoco es la adecuada. Te recomiendo usar agua tibia, inclinándose a fría, es la mejor.

Gracias a la exfoliación se logra eliminar todas las células muertas y residuos de la piel, pero se tiene que hacer con moderación. El error es exfoliar la piel con mucha frecuencia. Lo idea es aplicar un exfoliante a lo mucho dos veces por semana.

2. ¿Por qué es importante exfoliar el rostro?

 Exfoliar la piel y el rostro es necesario debido a las múltiples actividades que realizamos diariamente, bien sea por el maquillaje, o la contaminación a la que nos exponemos, cuando no cuidamos nuestra piel, luego sufrimos problemas severos.

Si bien es cierto que la piel se renueva cada 28 días, con el pasar del tiempo la renovación puede tardar aún más, sobre todo cuando vivimos en una vida con sobre dosis de estrés y ocupaciones.

Es por ello, que al ver los signos de cansancio y falta de oxigenación, es momento de comenzar con la exfoliación.

3. ¿Cómo elegir un exfoliante químico perfecto?

El mejor exfoliante debe ser hipoalargénico, que sea hidratante y no irritarte. Evita que sea grasoso.

Cuando lo vayas aplicar procura tener el rostro limpio y hacerlo en forma de masajes. Al retirarlo, procura que sea con abundante agua.

Al terminar, procura agregar un tónico, y una crema hidratante.