Saltar al contenido

Consejos Para El Cuidado De La Piel

1 febrero, 2019

La piel es el órgano más grande del cuerpo y su función fundamental es proteger a nuestros sistemas internos del calor, luz, lesiones e infecciones.  

La piel, en todas sus distintas tonalidades y texturas, puede reflejar el estado de salud y potenciar la belleza física, y es por ello que no debemos desestimar la máxima dedicación y cariño para este componente de vital importancia y que siempre nos acompaña.

Al igual que la cabellera, ojos y cintura, una piel bien cuidada, hermosa, suave y sana se erige como una de las principales cartas de presentación que lucimos ante los demás, sin embargo, en ocasiones no le brindamos el cuidado constante que requiere y se merece a diario, por el contrario, nos olvidamos de cuál es su valor y solo nos acordamos cuando estamos siendo atacados por la resequedad, escamas y una apariencia desagradable.

Si deseas lograr, recuperar o mantener. una piel especialmente suave y que, simultáneamente, proyecte salud debes trabajar todos los días en tratamientos que se enfoquen en mantenerla hidratada y nutrida con minerales y vitaminas, y a propósito a continuación compartiremos contigo una guía práctica que te harán sentir mucho mejor con los resultados que obtendrás en poco tiempo y durante cualquier época del año.

Humecta tú piel

Comienza realizando siempre una  limpieza nocturna: Luego de una larga jornada de trabajo y de interminables quehaceres en el hogar, tómate algunos minutos para ti y, durante las horas de la noche, preferiblemente, justo antes de acostarnos a dormir, procede a limpiar tu rostro del maquillaje del día, polvo, bacterias y demás impurezas.

Este paso lo puedes llevar a cabo con ayuda de un algodón impregnado de crema limpiadora, lo cual permitirá que todo el material impuro que ha sido retirado deje de obstruir los poros y, entonces, pueda brindar la oxigenación que necesita la piel. Una vez realizada la limpieza, continúa lavando tu cara con abundante agua tibia y luego seca todas las zonas con una toalla limpia.

Resultado de imagen para cuidados de la piel

Desde los veinte años de edad la piel comienza a perder progresivamente la capacidad para hidratarse; y a los treinta, produce menos lípidos, dejando así espacio para que surjan de manera muy visible las primeras e indeseables líneas de expresión y las arrugas, por eso lo necesario de mantener siempre una piel hidratada.

 Usa productos que no dañen la piel: un secreto para postergar su aparición es que después de haber limpiado con la crema y lavado con agua tibia, te apliques una loción o una crema humectante que no contenga demasiados elementos químicos en su composición con la finalidad de no causar daños a la piel, y, al respecto, se sugiere productos que hayan sido elaborados con retinol, péptidos o factores de crecimiento que permitan la restauración de los tejidos.

El jabón suave es la mejor opción: Si solemos usar jabones muy abrasivos o de composición química muy alta, por lo general, la piel se afecta con la resequedad y, en ocasiones, tiende a tomar un color blanquecino que debería causarnos un estado de alerta. Entendamos que es natural que la piel tienda a secarse debido a las condiciones climáticas, por tanto, es importante que recurramos a las ventajas que ofrecen los jabones que sean suaves y que alteren en lo mínimo la humectación, especialmente, aquellos productos que están enriquecidos con lípidos.

 Después de la ducha, huméctate: Es muy recomendable que después de la ducha habitual nos apliquemos una crema para garantizar la humectación. Por lo general, los jabones y agua suelen causar resequedad en la piel y, por tanto, debemos prevenirla.

El protector solar es un aliado

Al salir el sol, limpiemos nuestra piel: Debemos adoptar como hábito de nuestro aseo personal la limpieza matutina de toda nuestra piel. Es lo primero que debemos hacer por la mañana, luego de haber realizado la misma rutina la noche anterior. Este paso es importante para retirar las toxinas y la grasa que ha sido eliminada por nuestro organismo mientras dormimos. Para lavarnos, solo necesitamos agua y no debemos exagerar en este paso para poder conservar la capa lípida natural que conserva nuestra piel.

Imagen relacionada

Agua es vida y belleza

Bebe mucha agua y sé más bella: un alto porcentaje de la hidratación que  está presente en nuestra piel proviene del agua que bebemos todos los días, por tanto, es fundamental que la consumamos en abundancia. El agua contiene los elementos que son responsables de proporcionar vitaminas y nutrientes necesarios para garantizar su elasticidad, firmeza y aspecto saludable.

La recomendación más común es que son ocho vasos pero ello dependerá también de la opinión de los nutricionistas o demás especialistas.

Come sano: Además de mucha agua, es importante que consumas vegetales, frutas, granos enteros y proteínas sin grasas. Una dieta sana te ayudará a conseguir tu objetivo de tener una piel linda, suave y sana.

Resultado de imagen para cuidados de la piel

Hidrata y cuida tú piel con tratamientos caseros

Las líneas de expresión y envejecimiento de la piel son procesos naturales, pero también hay algunas acciones que realizamos nosotros mismos que dañan el estado de la piel, como exponer la piel mucho al sol, consumo de bebidas alcohólicas, una dieta poco saludable, etc.

Por eso, es necesario que conozcas la gran cantidad de remedios caseros que existen para poder hidratar tú piel, de la mejor manera posible.

Remedio de zanahoria para la piel

La zanahoria es uno de los productos naturales bastante recomendados para utilizar en la preparación de remedios caseros para mejorar la salud de la piel. Gracias a que la zanahoria cuenta con un alto porcentaje de vitaminas y antioxidantes que ayudaran a evitar el envejecimiento prematuro de la piel, además de mantenerlo con un mejor aspecto.

La preparación de este remedio es bastante sencilla y rápido, solo tienes que utilizar dos zanahorias medianas, las que tienes que licuar muy bien hasta obtener una especie de crema o pasta, en seguida añadir una cucharadita de miel de abeja y licuar por un momento más para conseguir una buena integración de los ingredientes.

Resultado de imagen para tratamientos caseros para la piel zanahoria

Luego tienes que aplicar la preparación sobre todo el rostro y zonas donde deseas rejuvenecer la piel.

Al momento de la aplicación tienes que dar suaves masajes circulares con la yema de los dedos. Podrás ver buenos resultados si realices la aplicación de este remedio de forma frecuente como parte de tu rutina de belleza.

Remedio para eliminar puntos negros

Los puntos negros son los que hacen que la piel luzca poco saludable y sobre todo impiden que se pueda realizar un buen estilo de maquillaje, para ello es importante realizar la aplicación de un remedio natural para eliminar completamente los puntos negros.

Este remedio es recomendado para eliminar los puntos negros principalmente de la zona del rostro.

Para este buen remedio tienes que utilizar un tomate, agua y azúcar rubia. Empieza por colocar a hervir media litro de agua con un poco de azúcar para formar una especie de miel.

Mientras tanto tienes que licuar el tomate para formar una pasta. Cuando notas que el azúcar con el agua ha tomado una buena textura, es momento de lo combines y licues por un momento más.

Cuando todos los ingredientes están bien integrados, tienes que dejar enfriar un poco, hasta que esté en una temperatura que puedas aplicar sobre la piel y no la queme.

Aplica de forma uniforme en toda la piel, deja el tiempo suficiente para que seque un poco sobre la piel. Se formará como una ligera capa, la que tienes que tratar de retirar cuidadosamente. Luego lava con agua tibia, pero no olvides dar un último enjuague con agua fría para cerrar los poros de la piel.

Remedio para hidratar la piel

Cuando la piel esta reseca sin duda que tiene un aspecto poco acogedor, sin brillo, espera y poco agradable, lo que dificulta que al momento del maquillaje los cosméticos no se pueden fijar perfectamente. Para que puedas hacer que los cosméticos se fijen perfectamente y conseguir un maquillaje de larga duración, es vital tener la piel bien hidratada, para ello aplicar un buen remedio casero a base de leche de coco.

Lo único que tienes que hacer es utilizar un coco, de cual tienes que extraer el agua que tiene en su interior y la pulpa blanca. Licuar dicha pulpa blanca con una ligera cantidad de agua de coco por un buen momento.

Tienes que obtener una preparación homogénea, la que tienes que aplicar en todo el rostro para dejar la piel suave y bien hidratada. Deja actuar la preparación por lo menos 15 minutos y enjuaga con abundante agua.

Para conseguir buenos resultados y puedas mantener la piel siempre con una buena hidratación, lo recomendable es que realizar la aplicación de este remedio por lo menos una vez a la semana.

Remedio exfoliante para la piel

Sin duda alguna, una piel exfoliada lucirá más joven, suave, sedoso y sobre todo libre de toda clase de residuos y células muertas que normalmente se acumulan en la piel. Para exfoliar la piel puedes hacer uso de un buen remedio casero que puedes preparar en la comodidad de tu hogar.

Para preparar un exfoliante casero tienes que hacer uso de una cucharada de miel de abeja, una cucharada de avena y dos cucharadas de leche. Mezcla perfectamente todos los ingredientes para formar una preparación homogénea. Aplica en toda la piel y deja actuar media hora. Pasado el tiempo indicado tienes que enjuagar con abundante agua.

Preguntas frecuentes 

1. ¿Cuáles son las primeras enfermedades de la piel?

Las enfermedades más comunes de la piel como la psoriasis, acné, alopecia, dermatitis  o eczema, suelen tener un efecto psicológico bien grande en las personas que la padecen.

El cáncer de piel también es una de ella, y una de las más complicadas, sin embargo puede ser prevenida con todas los cuidados naturales que te expusimos anteriormente.

2. ¿Cómo aliviar las quemaduras de la piel naturalmente?

Las quemaduras de la piel por lo general suceden en la época de verano en donde los rayos solares son más fuertes y que terminan quedando la piel si es que no se lo protege de forma adecuada. Si es que no has logrado cuidar la piel con los productos adecuados o con el método adecuado, lo más seguro es que al exponer tu piel al sol sufras alguna quemaduras, por ejemplo, cuando vas a la playa sin hacer uso de un bloqueador solar o te expones de forma exagerada al sol.

Este problema de la piel más que molestoso puede ser muy doloroso, por lo que la piel esta irritada hay un ardor y al más mínimo contacto hay dolor. Pero para ello te muestro como aliviar las quemaduras de la piel de forma natural.

La principal recomendación es que no expongas al sol la piel por largos periodos, ya que además de quemaduras pueden sufrir otros daños, pero si es que ya tienes algunas quemaduras en la piel por causa del sol, lo mejor es optar por una mascarilla natural. 

3.- ¿Cómo realizar una mascarilla casera para quemaduras en la piel? 

Mascarilla para las quemaduras de la piel

Ingredientes: media cucharada de puré de manzana, dos cucharada de avena molida, una cucharadita de miel de abeja y tres gotitas de aceite esenciales natural de la que tu deseas. Puede ser aceite de romero, lavanda, manzanilla, etc. Como puedes ver todos los ingredientes que se utilizan son naturales, fáciles de conseguir por lo que será muy económico realizar la preparación de esta mascarilla para aliviar las quemaduras de la piel.

Cómo prepararla: Empieza por mezclar el puré de manzana con la avena molida, de ser necesario utiliza un poco de agua fría. Forma una especie de crema. En seguida añadir los demás ingredientes y seguir batiendo bien para formar una mascarilla con una contextura uniforme. El agua fría puedes usarlo para que la mascarilla no quede muy seca. Para hacerlo más fresca y refrescante puede usar un poco de jugo de pepino, de tal forma que también aproveches las propiedades del pepino que tiene para la piel.

Cómo aplicarla: Para aplicar esta mascarilla casera para aliviar las quemaduras de la piel, lo primero que tienes que hacer es lavar muy bien el rostro con agua fría y dejar la piel bien limpia. Luego recién tienes que aplicar la mascarilla en toda la piel quemada, dejar actuar por lo menos 20 minutos antes de lavarlo. En el caso deseas refrescar la piel, antes de aplicar tienes que colocar la mascarilla en un recipiente de cristal en la nevera por media hora para luego recién aplicar.